Instruir deleitando. Ese es el concepto

6 de junio de 2017

Animalandia (mea culpa de un carnívoro)

Animalandia es el país donde los animales no son maltratados. Animalandia es el paraíso socialista de los animales. En Ciudad Real se han manifestado contra el maltrato animal en el circo, no contra el circo. Allí estaban algunas alumnas y alumnos de este curso y de años atrás.

Pero... (siempre habrá un pero, ojalá las cosas fueran sencillas) la sensibilidad hacia los animales no es compartida por igual por todo el mundo. Ahí empiezan los problemas. Durante la posguerra española no existía esa sensibilidad, lo hemos visto en clase tanto en 2º de bachillerato como en 4º.  A ver, lo que había era hambre y escasez, ahora hay hartazgo y obesidad. Extraigo algunos ejemplos:

Carpanta nunca se llegó a a comer el jamón, el pobre. Otros tenían más suerte y tenían cerdos en casa. El que tenga un jamón, que lo cuide, que lo cuide, decía una canción. Vaya que si lo cuidaban. Veréis:

Esto era en Madrid, barrio La Ventilla, 1955. Y esto que sigue es mejor todavía:

Esta fotografía la realizó Isidro de las Heras en Campo de Criptana en los años cincuenta. Así andábamos los españolitos. Ahora se prohíbe la matanza en público de cerdos.

Hay que celebrar ese cambio de mentalidad y de sensibilidad, pero hay que comprender también a quien aún no lo comparta, al menos habrá que atender a sus explicaciones sin dar por supuesto que todos debemos pensar y sentir igual. Y al igual que se debe evitar el sufrimiento animal, tampoco creo que se deba humanizar a lo animales, como ya expliqué en otra ocasión, sencillamente porque no son humanos. Ufff, en menudo lío me he metido. Es que reconozco que soy carnívoro.

Lo que sí tengo claro es que el cambio social es lento, como hemos visto en clase, y muchas veces se produce independientemente de las decisiones conscientes de un grupo.

Para terminar, nada mejor que una descripción de la genial Gloria Fuertes sobre el circo, en el que se aprecia su sensibilidad y sentido común: le gusta el circo pero le apenan los animales.

Circo:
Divertido teatro redondo.
Trabajan animales salvajes,
tigres, osos, leones, domesticados.
y los elefantes de mil kilos de peso, 
pienso cuánto los habrán tenido que pegar
hasta que aprendieron a bailar
el vals de las olas
con su faldita corta de tul.

Lo que más me gusta del circo
son los tristes payasos
que en vez de dar tristeza
nos hacen reír.

Diccionario Estrafalario, 1997.

Animalandia no existe. Lo siento.

2 comentarios:

  1. Sí a la libertad, no a los moralistas. Buena entrada Agus!

    ResponderEliminar
  2. Una alegría leerte, Jorge, en estos tiempos confusos.
    Saludossssssss

    ResponderEliminar