Instruir deleitando. Ese es el concepto

13 de junio de 2017

Justin Bieber no tiene abuela

Que esto se acaba lo sabe todo el mundo. Aulas vacías, calles llenas... Qué alegría. Hay que celebrarlo. Estamos terminando en 4º con un repaso a la cultura contemporánea a través de la música negra y su fusión con la cultura blanca en el rockanroll y tal. Algunos alumnos lo han trabajado, tanto como un capítulo de la música negra como un capítulo de la música latinoamericana, que al final vienen a confluir.

Al final del camino está el rap y sus variantes, incluido el insoportable reggaeton.  Coincide esto con el enorme éxito en Estados Unidos de una canción  insufrible (¡ay cuánto sufro!), Despacito, que ha llegado a cantar el inaguantable Justin Bieber ¡qué horror! Pero me parece interesante que, igual que hemos visto cómo la música negra transita desde la marginalidad al éxito, quizá esté ocurriendo lo mismo con la música y la cultura de raíz hispana.

Veamos un ejemplo: el primer rap en español, de unos latinos, claro, que alegraron el verano de 1989 con esta divertida historia. El vídeo es malo con ganas, pero la letra no tiene desperdicio, pura cultura popular latinoamericana. Como se entiende mal, debajo copio la letra:

Deja que te cuente
Para que tú veas
No voy a hablar de trabajo ni tampoco de la escuela
Aunque eso está muy bien
Y eso lo sé yo
Quiero que sepas tú lo mío
Pa que veas que es más peor

Yo llegué de Nueva York a principios de verano
Y quería quedarme en casa de mi hermano
Y él me dijo "brother, aquí tu no te quedas”
Y me llevó con primo Pepe
Pa casa de mi abuela
Ay que dolor
Pobres vacaciones
Lo que me hizo mi hermano
Qué clase de pantalones
En seguida mi abuela
Me cayó encima
Pa que le limpiara el patio
Y le pintara la cocina
Yo le dije doña yo vengo a descansar
Y ella me dijo no mi hijito aquí usted viene a trabajar

De verdad que tu eres vago
No sé por qué te quejas
Te me afeitas esa barba
Y te me cortas la melena

Ay, abuela
La barba me la afeito
Pero no cortarme el pelo
Mejor me quedo muerto

Le expliqué que está de moda
Dejarse la melena
Y ella dijo que se chave
Si pareces una nena

Como no me recorté
Espero a que me durmiera
Y me dejo coquipelao
Con unas estijeras

Que vaina
Que chavenda
Que dirán mis panas cuando me vean

Otro día pal almuerzo
Me dijo mi abuela
Que me iba a cocinar lo que yo quisiera
Entonces le pedí una comida bien buena
Un hamburger y un hot dog
Lo que como todos los días

No no no señor
Yo no cocino porquerías
Aquí se come vianda y arroz con habichuelas

Mi abuela
aquí se come vianda

Pasaron unos días conocí a su vecina
Y tenía una hija que estaba bien buena
Ahora es, me dije yo
Y le empecé a rapear sin que mi abuela lo supiera
Pero, ella se enteró y me dio un sermón
A esa nena la respetas
Yo le dije, abuela
Tu te estás entrometiendo
Y me metió una bofetada que todavía me está doliendo

Que vaina
No se puede
Que dirán mis panas cuando se enteren
Que otro día por la noche yo quería salir
Y ella dijo que no que estas son horas de dormir
Y así me la pasé
En pleno jueves todo el mundo
Parisiando y yo acostado desde las nueve

Pasaron otros días que me fastidió
Con que la caja de los dientes se le perdió
Y aunque ella al regañarme parece que quería
De todo lo que me hablaba na se le entendía

Entonces pude descansar
Pero ya las vacaciones se me iban a acabar
Y como ya no encontraba
Qué mas inventar
Fingí que un dolor me quería matar

A ver si así me hospitalizaban
Y entonces fácil de allí me escapaba
Pero se me viró la tortilla
Porque ella me empezó a dar una medicina
Y me obligó a estar en la cama acostado
Hasta que ella pensara que me había recuperado

Mi abuela
Arroz con habichuelas

 
Y así mismo un problema que a rato yo tenia
Siete a la semana si era uno todos los días
Pero encontré la solución a todos mis problemas
Y es que tengo que aceptar que soy el nieto de mi abuela
Si total después de tanto protestar 

Cuando llegue a Nueva York 
Me puse yo a pensar 
Que ella no es lo que parece 
Ella es bien buena 
Y todo lo que hace  es por ponerme la vergüenza
Pero me recordaba yo de todos los regaños que ella a mi me dio
Y de cada vez que yo hubiera querido beber ron
Y me tenía que apretar un tececito de limón

Mi madre no sabía como yo lo había pasado
Se creía que todo yo me lo había gozado
Y se atrevió a preguntar cuándo yo volvía pa allá
Y yo le dije mira como dentro de 30 años más

Yo no sé si es que mi abuela tiene mucha resistencia
O yo no puedo soportarla porque no tengo paciencia

Mi abuelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


No hay comentarios:

Publicar un comentario